PUBLICIDAD
END OF ADVERTISING

11 Increíbles Beneficios De Las Semillas De Sandía

La sandía es una fruta refrescante y sabrosa con semillas nutritivas. Sin embargo, la mayoría de las personas escupen o tiran las semillas de sandía, lo cual es un gran error. A pesar de la ridícula afirmación falsa de que tragar las semillas hará que la sandía crezca en el estómago, la mayoría de las personas desconocen el impresionante valor nutricional que tienen estas semillas y sus posibles beneficios para la salud.

PUBLICIDAD
END OF ADVERTISING

Las semillas de sandía provienen de la planta de sandía, que crece en una enredadera llamada científicamente Citrullus lanatus. Estas semillas vienen en dos colores principales, blanco y negro, y son semillas inmaduras y completamente desarrolladas, respectivamente. Las semillas negras son el bocadillo que debes elegir, puede haber cientos en una sandía. Repletas de ciertos nutrientes y antioxidantes, estas semillas se pueden disfrutar con la jugosa fruta rosada de varias maneras.

Índice
  1. ¿Puedes comer semillas de sandía?
    1. Germina tus semillas
    2. semillas tostadas
    3. aceite de semilla de sandia
  2. Información nutricional de la semilla de sandía
  3. Beneficios para la salud de las semillas de sandía
    1. protección de la piel
    2. cuidado del cabello
    3. Crecimiento y desarrollo
    4. mejorar la fertilidad
    5. aumentar los niveles de energía
    6. control de azúcar en la sangre
    7. Niveles más bajos de colesterol LDL
    8. Mejorar el sistema inmunológico
    9. prevenir la osteoporosis
    10. Presión sanguínea baja
    11. Mejorar la función del sistema nervioso

¿Puedes comer semillas de sandía?

Los expertos coinciden en que comer semillas de sandía es muy seguro y, de hecho, es muy beneficioso para la salud en general. No hay peligro en tragar estas semillas a voluntad, aunque los padres pueden estar preocupados de que sus hijos se ahoguen con las semillas, lo que puede explicar por qué algunas sandías están genéticamente modificadas para no tener semillas.

También hay muchas formas de comer semillas de sandía, como germinarlas, tostarlas o extraer aceite concentrado.

PUBLICIDAD
END OF ADVERTISING

Germina tus semillas

Una de las mejores formas de aprovechar al máximo las semillas de sandía es dejarlas germinar.

Para beneficiarse de la concentración total de proteínas de las semillas de sandía, debe remojarlas durante la noche y luego dejarlas reposar durante 2 o 3 días. Las semillas eventualmente germinarán, momento en el que puedes secarlas al sol o en un deshidratador antes de servirlas como un refrigerio delicioso y nutritivo.

semillas tostadas

Algunas personas no quieren esperar hasta que las semillas germinen para disfrutarlas, y aunque la densidad de nutrientes será un poco menor, las semillas de sandía se pueden tostar y salar.

PUBLICIDAD
END OF ADVERTISING

Cocine en una bandeja para hornear a 350 grados durante 30-45 minutos, hasta que las semillas estén crujientes. Rociar la asadera con aceite de oliva le dará a las semillas un rico y delicioso sabor después de tostarlas.

Relacionado:  10 Increíbles Beneficios Del Aceite De Almendras10 Increíbles Beneficios Del Aceite De Almendras

Sandía fresca a la mitad con semillas de sandía en la mesa de madera

Las semillas de sandía son una de las variedades de semillas más ricas en nutrientes. Crédito de la imagen: Shutterstock

aceite de semilla de sandia

Otra opción popular para beneficiarse de la densidad de nutrientes de las semillas de sandía es extraer aceite de semilla de sandía. Este no es un proceso que generalmente se hace en casa, pero el aceite de semilla de sandía está ampliamente disponible en las tiendas naturistas.

Especialmente popular en África y Asia, se llama aceite de ootanga y se puede utilizar como ingrediente en platos salados, ensaladas y muchos otros platos.

Información Nutricional Semillas, Granos de Sandía, Secos
Tamaño de la porción:
nutritivovalor
agua [g]5.05
vitalidad557
Energía [kJ]2330
Proteína [g]28.33
Lípidos totales (grasas) [g]47.37
Ceniza [g]3.94
Carbohidratos, por diferencia [g]15.31
Calcio, calcio [mg]54
Hierro, Fe [mg]7.28
Magnesio, magnesio [mg]515
Fósforo, P [mg]755
Potasio, K [mg]648
Sodio, sodio [mg]99
zinc, zinc [mg]10.24
Cobre, Cu [mg]0,69
Manganeso, manganeso [mg]1.61
Tiamina [mg]0.19
Riboflavina [mg]0.15
Niacina [mg]3.55
Ácido pantoténico [mg]0.35
Vitamina B-6 [mg]0.09
Ácido fólico total [µg]58
Ácido fólico, alimentos [mcg]58
Ácido fólico, DFE [mcg]58
Ácidos grasos saturados totales [g]9.78
16:0 [gramos]5.41
18:04.3
Ácidos grasos monoinsaturados totales [g]7.41
16:1 [gramos]0.09
18:1 [gramos]7.32
Ácidos grasos poliinsaturados totales [g]28.09
18:2 [gramos]28.09
triptófano [g]0.39
Treonina [g]1.11
Isoleucina [g]1.34
leucina [g]2.15
Lisina [g]0.89
Metionina [g]0.83
cistina [g]0.44
Fenilalanina [g]2.03
tirosina [g]1.02
Valina [g]1.56
Arginina [g]4.9
Histidina [g]0.78
alanina [g]1.49
Ácido aspártico [g]2.76
glutamato [g]5.7
Glicina [g]1.66
prolina [g]1.25
Serina [g]1.51
Las fuentes incluyen: USDA

Información nutricional de la semilla de sandía

Las semillas de sandía son sorprendentemente ricas en nutrientes, incluidos altos niveles de proteínas y aminoácidos (alrededor del 60 % del valor diario en 1 taza de semillas secas). Estas semillas también proporcionan altas cantidades de vitaminas B, especialmente niacina, así como magnesio, zinc, cobre, potasio, cobre, manganeso y hierro. También hay una variedad de grasas, incluidos los ácidos grasos omega-3 y omega-6, y pequeñas cantidades de grasas saturadas. La densidad de nutrientes también viene con muchas calorías: una taza de semillas de sandía secas contiene alrededor de 600 calorías.

Beneficios para la salud de las semillas de sandía

Los beneficios más sorprendentes e impresionantes de las semillas de sandía incluyen su capacidad para promover la salud del cabello, mantener una piel hermosa, aumentar la energía, disminuir la presión arterial, estimular la digestión, regular el azúcar en la sangre, fortalecer los huesos y reducir los niveles de colesterol.

protección de la piel

Las semillas de sandía son ricas en ácidos grasos omega-3 y otras grasas que no dañan la piel. El consumo regular de semillas de sandía puede ayudar a humectar la piel y evitar que luzca opaca o descolorida. Los antioxidantes en las semillas de sandía también ayudan a reducir la aparición de líneas finas y arrugas, así como las manchas y las imperfecciones de la edad. Además, el consumo regular de estas semillas puede mejorar la elasticidad de la piel. Lo mejor de todo es que la aplicación regular de aceite de semilla de sandía en la piel puede prevenir la obstrucción de los poros, lo que reduce el riesgo de acné.

cuidado del cabello

Debido a sus altos niveles de proteína, hierro, magnesio y cobre, las semillas de sandía a menudo son elogiadas por sus efectos sobre la salud y la apariencia del cabello. La proteína es una parte importante del crecimiento del cabello, lo que hace que este refrigerio sea imprescindible para las personas con pérdida de cabello o adelgazamiento del cabello. El magnesio es un ingrediente clave para mantener el cabello fuerte y prevenir el quiebre y las puntas abiertas. El cobre es parte integral de la producción de melanina, que proporciona color a tu cabello y asegura que sea vibrante y suave como la seda.

Relacionado:  Receta Fácil De Pan De ArándanosReceta Fácil De Pan De Arándanos

Crecimiento y desarrollo

La proteína es uno de los componentes más importantes de nuestra dieta porque la proteína consiste en aminoácidos, que son necesarios para la producción de todas las células y tejidos del cuerpo. Las semillas de sandía, en particular, contienen altos niveles de arginina, que se ha relacionado directamente con una presión arterial más baja y un menor riesgo de enfermedad coronaria. Estas semillas también contienen otros aminoácidos que ayudan a mantener el crecimiento normal y los procesos de reparación en varios sistemas de órganos.

mejorar la fertilidad

Además de ayudar a desarrollar nuevas células y tejidos, los aminoácidos son elementos clave en la actividad y el deseo sexual. Los niveles significativos de lisina, glutamato y arginina pueden aumentar la libido en los hombres que sufren de infertilidad o impotencia, mientras que ciertos carotenoides que se encuentran en estas semillas aumentan la producción de esperma, aumentando las posibilidades de concepción de las parejas embarazadas.

aumentar los niveles de energía

Si necesita un impulso de energía rápido, las calorías en una taza de estas semillas son suficientes para reactivar su metabolismo y darle a su cuerpo los recursos que necesita. Muchas de estas calorías se encuentran en forma de ácidos grasos beneficiosos, por lo que si bien comer demasiadas de estas semillas puede provocar un aumento de peso, se recomienda encarecidamente la moderación.

control de azúcar en la sangre

La investigación ha relacionado el consumo de semillas de sandía con un mejor control del azúcar en la sangre y una menor sensibilidad a la insulina en el cuerpo. Esto reduce la presión sobre el páncreas y también ayuda a reducir los picos y descensos de glucosa que pueden ser peligrosos para las personas con diabetes. El magnesio en las semillas de sandía también ayuda porque regula el metabolismo de los carbohidratos y ralentiza la liberación de glucosa en el torrente sanguíneo.

Niveles más bajos de colesterol LDL

Los niveles de fibra dietética, además de un excelente equilibrio de ácidos grasos, también ayudan a reducir los peligrosos niveles de colesterol LDL. Este colesterol malo contribuye a la acumulación de placa y aumenta el riesgo de aterosclerosis, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, por lo que controlar estos niveles y elevar los niveles de colesterol bueno HDL puede ser el mejor efecto de las semillas de sandía.

Mejorar el sistema inmunológico

Estas semillas contienen altas cantidades de carotenoides, antioxidantes y vitaminas B que mejoran la respuesta inmunológica y minimizan el estrés en el sistema inmunológico. Los antioxidantes ayudan a combatir los efectos negativos de los radicales libres, reduciendo así el estrés oxidativo y reduciendo el riesgo de varias enfermedades crónicas.

prevenir la osteoporosis

Las semillas de sandía son una fuente increíble de minerales, con aproximadamente el 140 % del requerimiento de magnesio en una taza de semillas secas. Este es un suplemento de cobre, hierro, potasio y manganeso, todos los cuales pueden ayudar a fortalecer los huesos y aumentar la densidad mineral ósea. Esto reducirá su riesgo de osteoporosis de inicio temprano y lo hará sentir más fuerte y duradero a medida que envejece.

Presión sanguínea baja

Los nutrientes como el magnesio, el potasio y ciertos aminoácidos en las semillas de sandía pueden mejorar la salud del corazón. La arginina se ha relacionado con una presión arterial más baja, al igual que los ácidos grasos omega-6 que se encuentran en estas semillas. El potasio también es un vasodilatador bien conocido, que ayuda a regular la presión arterial y reduce el estrés en el sistema cardiovascular.

Relacionado:  Sandía Naranja: Nutrición, Usos Y DiferenciasSandía Naranja: Nutrición, Usos Y Diferencias

Mejorar la función del sistema nervioso

Las vitaminas B a menudo se pasan por alto en el panorama general de la salud humana, pero los compuestos como la niacina, la tiamina, el ácido fólico, la riboflavina y el ácido pantoténico están presentes en las semillas de sandía y pueden ayudar a regular el metabolismo y mejorar la actividad del sistema nervioso. Estas vitaminas mejorarán la comunicación entre el cerebro y los órganos y músculos para un funcionamiento óptimo.

PUBLICIDAD
END OF ADVERTISING

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza COOKIES